Alejandra Portuguez Morales.13 febrero

Un joven de 22 años, de apellidos Zúñiga Medina, está enfrentando un juicio como acusado de matar a su papá, llamado Johnny Orlando Zúñiga Quesada, de 44 años.

El debate arrancó este jueves en los Tribunales de Desamparados.

De acuerdo con la Fiscalía, el suceso ocurrió la madrugada del jueves 12 de enero del 2017, en las cercanías del bar Felo’s, en Aserrí.

La víctima recibió un balazo al lado derecho del estómago, primero la atendieron en la clínica Marcial Fallas, en Desamparados, pero por la gravedad en la que estaba la pasaron al hospital San Juan de Dios, centro médico donde falleció horas después.

Johnny Orlando Zúñiga Quesada, de 44 años, murió en enero del 2017 al recibir un balazo en el estómago. Foto: Cortesía para LT
Johnny Orlando Zúñiga Quesada, de 44 años, murió en enero del 2017 al recibir un balazo en el estómago. Foto: Cortesía para LT
Padre e hijo discutieron en carro

Hazel Cortés, una de las testigos del caso, le dijo a los jueces que horas antes del homicidio, un grupo de amigos fue a un bar para celebrar el cumpleaños de Angie, quien era la novia de Zúñiga Medina (ya no están juntos, pues ella lo terminó después del homicidio).

En ese grupo de amigos estaban los novios, Hazel, Álvaro Medina (tío materno del acusado) y don Johnny (papá del acusado). Todos andaban en el carro del ahora fallecido.

En determinado momento los novios se habrían peleado, por lo que Angie salió del bar y se fue para Los Guido junto a un amigo de ella que andaba en moto. El novio salió detrás de ella, pero no la encontró.

Los demás se montaron en el carro y se fueron, pero el ahora acusado se despistó.

“Don Jhonny la llamó varias veces (se refiere a Angie, la nuera), pero ella no contestaba, luego le devolvió la llamada y le dijo que estaba bien, que no se preocupara, que se había ido para la casa”, declaró Hazel Cortés a los jueces.

3 años han pasado de este homicidio

Cuando se iban a ir del sitio, a don Johnny le dio pesar dejar a su hijo en un lugar tan alejado, por lo que se devolvió para recogerlo.

Cuando llegaron Zúñiga Medina se sentó en el asiento del acompañante, casi encima de Hazel, que aún estaba ahí y minutos después padre e hijo discutieron.

Hazel Cortés declaró en los Tribunales de Desamparados pues ella fue testigo del homicidio de Johnny Zúñiga Quesada. Foto: Alejandra Portuguez
Hazel Cortés declaró en los Tribunales de Desamparados pues ella fue testigo del homicidio de Johnny Zúñiga Quesada. Foto: Alejandra Portuguez

“No hubo forcejeo, no hubo golpes, solo se hablaban muy fuerte, él (acusado) le preguntaba al papá si sabía para dónde se había ido Angie, luego solo se escuchó un balazo, nunca vi el arma”, le dijo la testigo al Tribunal.

Hazel agregó que luego el muchacho agarró al papá y lo sentó en el asiento del acompañante, mientras don Johnny gritaba: “¡me diste, me diste!”.

El hijo dejó al papá en la clínica y luego se fue a San Miguel de Desamparados, a la casa de su abuela paterna.

Mercedes Quesada pide justicia por el homicidio de su hijo Johnny Orlando Zúñiga Quesada

Mamá pide justicia

Doña Mercedes Quesada, mamá del fallecido, estuvo en el juicio y afirma que esta situación le ha traído mucho dolor.

“Mi nieto llegó a la casa y solo me gritaba: ‘tita, tita, maté a pito’, yo estaba con otros nietos, él se tiraba al suelo y se ponía el arma en la boca, también nos amenazó, han sido momentos dolorosos y yo solo pido justicia”, expresó la señora de 67 años.

Ella asegura que la familia, incluida una nieta que también es testigo en el debate, recibieron amenazas de manera indirecta, por lo que temen por la vida de ellos.

Los familiares de Johnny Orlando Zúñiga Quesada, están pendientes del juicio, en la fotografía sale una sobrina, la hermana de él Grettel Zúñiga y su mamá Mercedes Quesada Arias. Foto: Alejandra Portuguez
Los familiares de Johnny Orlando Zúñiga Quesada, están pendientes del juicio, en la fotografía sale una sobrina, la hermana de él Grettel Zúñiga y su mamá Mercedes Quesada Arias. Foto: Alejandra Portuguez
“Él (acusado) tiene un carácter fuerte y cree que todo se arregla con matar”, dijo Mercedes Quesada, mamá del fallecido y abuela del acusado.

Doña Mercedes asegura que en la familia se temían una desgracia, pero aún no se explica por qué razón lo mató.

“Él (nieto) es una persona muy agresiva, mi hijo (Johnny) muchas veces defendió a Angie de él, mis otros hijos aconsejaban a Johnny porque temíamos que por un momento de cólera lo matara”, mencionó doña Mercedes.

El juicio está programado para que termine este viernes.