Rafael Ramos.26 febrero

“Vivo en depresión desde que mi hija se fue a trabajar fuera del país. Ella es ingeniera y se fue sin pensar en mi dolor. Me enteré que se había juntado con un muchacho de Filipinas y no me consultó ni me dijo nada. Siento que ya yo no soy importante en su vida. Ahora vivo encerrada en mi casa y mis otras tres hijas me lo recienten mucho, pero les he dicho que el corazón de una madre no se traiciona y que lo que ella hizo no estuvo bien”.

"Ahora vivo encerrada en mi casa y mis otras tres hijas me lo recienten mucho, pero ya les he dicho que el corazón de una madre no se traiciona", dice nuestra lectora.

1. Cuando una persona dice que está en una depresión muy grande es porque lo siente y tiene claro por qué se disparó y cómo ha ido creciendo. Usted tiene una responsabilidad enorme primero consigo misma de buscar ayuda terapéutica y de hacer análisis a nivel médico psiquiátrico y psicológico, para crear alternativas de tratamiento que le permitan sentirse mejor.

2. Es su sentir de madre, pero los hijos crecen, toman decisiones, hacen planes y proyectos de vida, así que hay dos formas de vivir este proceso, una tener un conflicto con ellos porque no hacen lo que usted quiere o comprender que son adultos y otra respaldarlos si las decisiones que toman son sanas y se sienten felices.

3. Respecto a sus otras hijas está cometiendo un error. Comparar los afectos, hablar del hijo o la hija especial, dejando de lado a los demás, únicamente va a causar dolor a las otras. Cuidado con esto porque está creando divisiones que podrían no tener efectos positivos en la forma en la que sus hijas se relacionen con usted.

4. La vida de los hijos es para disfrutarla, celebrarla y acompañarla. Los hijos no tienen por qué hacer todo lo que los papás le dicen, quizá en algunas circunstancias en donde alguna decisión pueda traerles consecuencias negativas. El rol de los padres es orientar y acompañar, pero cuando ya son adultos, se debe respetar lo que piensan, analizan y deciden. Viva su propia vida.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr