Rafael Ramos.13 febrero

“Mi novia hace en una dieta eterna y aunque ha tenido trastornos alimenticios, no se ha querido tratar por lo que es muy difícil salir a comer o vernos. Hace poco en la fiesta de cumpleaños de mi abuela ella no quiso comer absolutamente nada, hemos llegado al punto de que si vamos al cine yo no puedo comer y ella ni quiere salir, así que pasamos en su casa. Además es una persona celosa, de carácter muy difícil, manipuladora y complicada, por lo que ya no quiero seguir con ella, pero me siento culpable porque sé que se va a poner muy mal”.

"Hemos llegado hasta el punto de que si vamos al cine yo no puedo comer y ahora ella ni siquiera quiere salir, todo es en casa de ella", dice el lector. Foto: fines ilustrativos

1. Usted pueda sentirse de esa forma y es un hecho que ella tiene un tema que resolver y que posiblemente haya un trastorno de alimentación, aunque es bonito ser solidario con esto, comprenderlo y ser sensible. No obstante, usted es la pareja, no su terapeuta, así que le corresponde a ella buscar ayuda, asumir este proceso. A usted le corresponde contribuir, no asumirlo.

2. Si en este proceso a ella se le dificulta la integración social, las salidas, la creación de espacios para ustedes como pareja, todo con el objetivo de evitar comer, ciertamente, su accionar es compatible con una conducta que requiere ser evaluada a la mayor brevedad por un profesional porque crea un cuadro afectivo, social e interpersonal muy complejo. Pero si usted ya no quiere ayudarla está en su derecho porque usted debe decidir qué quiere y qué no en su vida.

3. Desvincularse es un derecho importante en el amor, al igual que vincularse. Cuando se asumen un vínculo desde la obligación, la dependencia y la gente se queda ahí, simplemente por seguir va por muy mal camino, porque la base no es el amor, sino la obligatoriedad moral. Esto no suma, amar bajo presión emocional no es sano. Lo más recomendable es buscar apoyo profesional médico, nutricional y psicológico para enfrentar este tema de manera integral.

Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr
Envíe sus consultas al correo ramosdeapoyo@lateja.cr